Temporada alta de 2013

Una vez más, la cosecha industrial que ya ha dado los frutos de la temporada y la inminente llegada de los Oscars nos arrastran al anual bombardeo de estrenos cinematográficos. Si existen mejores y peores temporadas para ir al cine, sin duda esta es una de las buenas.

Bien, el caso es que en ocasiones el súbito aumento de oferta crea cierto empache visual produciendo el efecto contrario al del conocido refrán: el bosque no nos permite distinguir los árboles. Y es que a veces tantos estrenos en tan poco tiempo pueden dejar fuera de combate nuestro criterio de selección.

Para que esto no nos ocurra, nos proponemos presentar un artículo semanal concerniente a lo films destacables (según nuestro criterio) de estreno próximo, cuyas críticas serán presentadas la semana siguiente (no teman, nosotros mismos cargaremos nuestra propia cruz en caso de no acertar con alguna recomendación). A continuación, la primera muestra. Esperamos les sirvan de ayuda.

Fin de semana del 12 y 13 de enero:

Cortito pero intenso

Este va a ser uno de los pocos fines de semana de la presente “temporada cinéfila” cuyo número de estrenos destacables no sobrepase al número de días del mismo. Este viernes día 11 llegan a nuestras pantallas dos títulos de género radicalmente distinto que pueden ser visionados como plato fuerte y posterior postre ligero. Fin de semana tranquilo y de emociones intensas, a escoger entre formato visualmente pausado y psíquicamente agotador o visualmente movido y psíquicamente sencillo. Un interesante contraste para los amantes del cine multigenérico.

Amour, la nueva película de Michael Haneke, es sin duda el estreno de la semana. Aparte el hecho de que cualquier película del director merezca ser vista por defecto (al menos hasta ahora), esta cuenta con la palma de oro de Cannes y un amplio abanico de galardones, como por ejemplo Mejor Película y Dirección en los Premios del Cine Europeo, la nominación a mejor película de habla no inglesa en los Globos de Oro y, acabamos de saber, esta última nominación también en los Oscars.

Haneke nos habla con crudo realismo de la vejez y de la enfermedad, y la verdad es que si uno de los aspectos más oscuros de la vida merecía ser llevado a la gran pantalla, desde luego Haneke era una de las mejores opciones. Con él tenemos casi garantizado que su poético realismo, nunca temeroso de usar las ventajas narrativas que ofrezca el dispositivo cinematográfico, sabrá plantear una interesante reflexión sobre dicho tema con clase y elegancia. No duden en hacer acto de presencia los que disfrutaran con La Cinta Blanca.

El otro suceso destacable es el estreno de Jack Reacher, film que supone el regreso a la dirección de Christopher McQuarrie doce años después de su única película hasta la fecha, la nada despreciable Secuestro Infernal. Esta nueva cinta es una pieza de acción protagonizada por Tom Cruise que al parecer está disfrutando de una buena acogida en Estados Unidos. Como curiosidad (algo por lo cual tal vez ya merezca la pena ir al cine), Werner Herzog da vida al antagonista del film. Veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s