Nuevo cine del siglo XXI (1)

Los héroes acuden al rescate

Tras semanas y semanas de referirnos a él, probablemente haya llegado el momento de asentar de una vez por todas las características principales del Nuevo Cine del Siglo XXI .  Hemos hablado de reinvención, del cuestionamiento de las normas y de la desaparición y el recién resurgimiento del producto de calidad para todos los públicos. Sin duda todos estos rasgos pertenecen a esta nueva corriente cinematográfica, pero para comprender exactamente a qué nos referimos debemos remontarnos a los antecedentes del movimiento.

La reinvención narrativa cinematográfica que está teniendo lugar en nuestros días empieza durante la segunda etapa del boom del cine de super-heroes hollywoodiense (que a día de hoy todavía continúa). Esta abarca, aproximadamente, desde mitades de la primera década del nuevo milenio hasta la actualidad.  Para resumirlo, digamos que hablamos del momento en que los jóvenes efectos especiales generados por ordenador empezaron a perder su originalidad y las piruetas gratuitas de los personajes con super-poderes (entiéndanse, por ejemplo, las primeras Spiderman, el primer Hulck, CatWoman, los primeros X-men o Daredevil) piden a gritos algún tipo de contenido que las justifique.

https://i2.wp.com/collider.com/wp-content/uploads/kick-ass_movie_poster_propaganda_01.jpg

El cambio esperado empieza con la llegada de películas como Watchmen y El caballero oscuro y termina por reformar de pies a cabeza las claves de la película del super-heroe convencional, empezando por la incorporación en el cine de Iron Man y acabando con la reciente Los Vengadores [ Para más información, les invito a consultar la reflexión Herois i hereus: http://cinemaspotting.net/2012/01/21/herois-i-hereus-recopil%c2%b7latori/ ]Esta reforma cinematográfica supuso la maduración del super-heroe, la desaparición de la inocencia de la película del super-bueno y el super-malo para dar la bienvenida a cintas de moralidad más ambigua y que generalmente justificarían su condición naif con la auto-parodia (tómense como ejemplo Iron Man, Capitan America, X-man: First Class o la ya mencionada Los vengadores).

Y aquí es donde empieza la reinvención estilística que provocaría la aparición del Nuevo Cine del Siglo XXI, pues esta maduración supone el nacimiento de lo que llamaremos el “cuestionamiento de un género u estilo narrativo”, usado a modo de licencia para lograr una película de este mismo género. Por ejemplo, Kick-Ass es un film que ridiculiza las características principales del cine de super-heroes con el único fin de presentar lo que en el fondo no es más que otra película de super-heroes. Estos son los primeros indicios del cambio. Pero ¿exactamente de qué cambio hablamos?

https://cinemaspotting.files.wordpress.com/2013/02/caballero.jpg?w=300

Remitiéndome de nuevo a la historia del cine, los años sesenta fueron para hollywood una época de caos e incertidumbre. En aquel entonces resultaba difícil prever si una producción cosecharía éxito o fracaso, ya que el agotamiento genérico exigía una reforma estilística pero no existía ninguna indicación sobre hacia donde apuntaban las preferencias del nuevo espectador. Pues bien, a lo largo de la primera década del 2000 ocurre algo parecido, y el cambio del que hablamos consiste en la desaparición de este desorden estilístico mediante la aparición de un nuevo estilo de cine comercial. Pero antes que nada y a modo de punto de partida, analicemos las características básicas de los éxitos comerciales cinematográficos que dieron la bienvenida al nuevo milenio.

1.- Fin de una era, caos que antecede al nuevo orden

Los inicios de la primera década del 2000 arrastraron consigo una clara tendencia hacia la simplificación argumental en favor del ensalzamiento de las formas, algo propio de los años 90. Esta tendencia se explica por el hecho de que, de igual modo que los años cincuenta supusieran el fin de la Primera Edad de Oro de Hollywood, la última década del siglo XX representó la traca final del ciclo de New Hollywood iniciado en los años setenta.

https://i1.wp.com/www.juice.ph/cms_images/27815/39943843.jpg

Así, los 90 nos trajeron los últimos fluidos de una naranja exprimida al máximo dando forma a títulos como Bailando con lobos, La lista de Schindler, Forrest Gump, Cadena perpetua, Titanic o Shackespeare in Love, películas que, como vemos, en ocasiones son de notable calidad pero siempre muestran una clara tendencia reduccionista.

Curiosamente, nada más empezar el nuevo milenio tuvo lugar un hecho que eclipsaría momentáneamente este agotamiento estilístico. Se trata de la explosión del cine de efectos especiales generados por ordenador. Películas como Matrix o la segunda trilogía de Star Wars abrían nuevas puertas a la narrativa moderna, ofreciendo un territorio ficticio https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/ca/7/7a/Matrix.jpgilimitado cuyas posibilidades parecían infinitas. Todo ello creó un anonadamiento óptico que ocultaba el insustancial contenido de la mayoría de los estrenos que tuvieron lugar.

Este hecho y la mencionada tendencia reduccionista que los inicios de la década arrastraba condujeron al cine hacia una simplificación argumental que hoy podemos clasificar en tres categorías: las películas de aventuras comerciales en estado puro, las películas que buscaban la exaltación formal, y el cine sobre personajes cuyo objetivo era realizar una dura proeza casi siempre relacionada con la superación personal.

1.1 Aventura gráfica, explotación de formas y heroe callejero

Entonces, la entrada al nuevo milenio nos trajo la conclusión de las sagas Matrix y la segunda trilogía de Star Wars, películas clave en la demostración de las posibilidades que ofrecía la tecnología digital. Pero existen otros títulos que condicionarían el campo comercial en lo que a aventuras se refiere de forma si cabe aun más notable.

Estamos hablando, en primer lugar, de las exitosas El señor de los anillos y Harry Potter; y en menor medida pero también de un éxito nada despreciable, Piratas del Caribe, Spiderman o X-men. Estos títulos deribaron en un bombardeo de películas de aventuras saturadas de efectos especiales con argumento y personajes de escasa profundidad, como Las crónicas de Ridick, Los 4 fantásticos, Eragon o Las crónicas de Narnia. En definitiva, hablamos de un cine cuyo único objetivo era explotar al máximo las posibilidades formales que ofrecia el nuevo juguete llamado infografía.

Cartatula pelicula gladiator

En otro terreno encontramos un conjunto de películas que exploraban las posibilidades de los gráficos por ordenador en beneficio del argumento u reflexión que proponían, como son los casos de Amelie, Big Fish, Charlie y la fabrica de chocolate, Descubriendo Nunca jamás y los casos más evidentes de Mouling Rouge y Chicago. Películas en las que los efectos especiales generados por ordenador no eran el propio objetivo, sinó que estos estaban al servicio de un discurso.

Por último tenemos el espacio cinematográfico reservado a los títulos comerciales que probablemente mejor aguantarán el paso del tiempo. Se trata del apartado de géneros que centra su atención en el protagonista del cine americano por excelencia, aquel que debe valerse de sí mismo para lograr su objetivo, ya sea este vencer a sú adversario, alcanzar un logro personal o sobrevivir ante duras y crueles condiciones. Dentro de esta categoria encontramos las aclamadas Gladiator, Náufrago, Una mente marabillosa, El Pianista, El último Samurai, Master and comander o Million Dolar Baby.

Una vez hecho el resumen, digamos que así fue más o menos el cine comercial de los cinco primeros años del nuevo milenio (y parte de los que siguieron): producciones de temática más tópica que profunda orientadas a exaltar el aspecto formal de modo  simplista y tirando a convencional. Pués este es el aspecto que hoy en día el Nuevo Cine del Siglo XXI se está encargando de cambiar.

Anuncios

7 comentarios el “Nuevo cine del siglo XXI (1)

  1. […] New Hollywood de los años setenta hacen que Iron Man 3 se convierta en otro importante ejemplo del Nuevo Cine del Siglo XXI. No se me ocurre forma mejor de inaugurar la etapa abierta por Los Vengadores y sellar la primera […]

  2. […] referencia a tres películas contemporáneas a las que definí como principales representantes del Nuevo Cine del Siglo XXI situadas en la posición de embajadoras genéricas. Hablamos de los tres títulos Los […]

  3. […] de las particularidades de la corriente cinematográfica del Nuevo Cine del Siglo XXI es que está formada por una serie de películas cuyos directores pueden dividirse en dos […]

  4. […] de las mayores curiosidades de la ola cinematográfica denominada Nuevo Cine del Siglo XXI es que, a pesar de romper con ciertas costumbres preestablecidas durante largo tiempo, dicha […]

  5. […] menos dos aspectos que nos invitan a clasificar la película que nos ocupa como una muestra más del Nuevo Cine del Siglo XXI; y lo cierto es que los dos obran buenos resultados en el trabajo. El primero es el hecho de que […]

  6. […] Este último es, en realidad, un trabajo que reúne tanto los rasgos más característicos del Nuevo cine del Siglo XXI como determinados aspectos claramente pertenecientes al manido estilo reduccionista heredero del […]

  7. […] Lo que Fede Álvarez nos ofreció en su ópera prima, en tanto que película perteneciente al Nuevo Cine del Siglo XXI, fue un producto comercial decidido a recuperar la profundidad del género; devolviendo a los […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s