Nuevo cine del Siglo XXI (4)

La auto-referencia no es el único camino

Resumiendo, digamos que la primera edad de oro de Hollywood empezó a finales de los años 20 dando la bienvenida a la era sonora para terminar a finales de los 50 en las puertas del asentamiento del color. Los motivos de esta crisis cinematográfica se resumen en tres conceptos: la llegada de la TV, la prohibición de la exhibición del producto propio, y especialmente, el agotamiento de formas. Lo que siguió fue una década de incertidumbre durante la cuál los cineastas del modernismo europeo (especialmente los de la Novelle Bague) y puntuales títulos americanos (como Grupo Salvaje, Bonni and Clyde o Easy Rider) reivindicaron el cine como pasión. Y a continuación, la cinefília llegó a Hollywood en la legendaria década de los 70.

Es cierto, esto fue lo que salvó al cine. Las películas aprendieron a explotar sus posibilidades narrativas como nunca antes lo habían hecho; de repente tomaron conciencia propia y empezaron a explotar sus recursos narrativos sin miedo a perder la transparencia. El desafío de explorar a fondo las posibilidades que ofrecía el dispositivo cinematográfico tomando como modelo a los directores pioneros significó para Hollywood el nacimiento de la autoría. Así surgió la segunda edad de oro hollywoodiense cuya resonancia llegaría a su punto culminante a finales de los años 90. El ciclo había vuelto a empezar. 

Analicemos los parecidos entre ambas edades. La primera puede dividirse en dos generaciones: la que emerge entre los años 10 y 20 con la llegada de los directores Howard Hawks, John Ford, Fritz Lang, Alfred Hitchcock, King Vidor, Roul Walsh o William Willer y la que nace entre los 30 y los 40 con la aparición de cineastas como Billy Willder, Orson Welles, John Huston, Otto Preminger, Elia Kazan, Henry Hathaway, Preston Sturges, o Nicholas Ray. La segunda edad de oro de Hollywood (denominada New Hollywood) también puede dividirse en dos oleadas: la primera aparece entre los años 60 y los 70 con los directores Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg, Robert Altman, Peter Bokdanovich, George Lucas, Terrence Malick, Michael Cimino o William Friedkin y la segunda entre los años 80 y los 90 con la aparición de cineastas como James Cameron, Robert Zemeckis, Tim Burton, Ridley Scott, Lawrence Kasdan, John McTiernan, Petter Jackson, Quentin Tarantino o David Fincher.

 

Volviendo a la Primera Edad de Oro, aunque existan claras diferencias entre las dos oleadas que la forman el caso es que ambas comparten la característica esencial de ser pioneras del cine. Por ejemplo, es cierto que King Vidor, a diferencia de John Huston, hizo una contribución inigualable durante la era del cine mudo con la excelente Y el mundo marcha, pero también es innegable que la aportación que el segundo hizo al género negro con El Halcón maltés cambió para siempre la historia del cine. En definitiva, ambas generaciones fueron creadoras de un lenguaje, inventoras de una narrativa. Si queremos ser más minuciosos, tal vez podamos decir que unos crearon las señas del lenguaje ofreciendo los primeros films de la historia mientras que los otros perfeccionaron los dialectos del idioma aportando al cine el acabado de los géneros.

Del mismo modo, las dos oleadas de la Segunda Edad de Oro (70 / 80 – la “generación Steven Spielberg” – y 80 / 90 – la “generación James Cameron” – ) tienen una característica en común muy evidente: ambas están formadas por directores que ya no inventan el cine, sino que lo actualizan. Y lo hacen tomando como referente al propio cine. Este es el vínculo entre los directores y su obra del que antes hablamos: donde unos debieron inventar, los siguientes tuvieron que reinventar. Y si prestamos atención, nos daremos cuenta de cómo desde los inicios de los años 70 hasta mitades de la década del 2000 el cine no ha probado otra fórmula que la de la reinvención narrativa mediante el propio reciclaje. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s