Nuevo Cine del Siglo XXI [ 6.4 ]

zodiac-trailer-title-still

6 .- Zodiac – Año 2007

Son tantos los aspectos que David Fincher reinventó a mediados de 2000 con su trabajo de regreso a las pantallas que resulta arto difícil encontrar títulos anteriores que se le asemejen. Y es que en realidad, a pesar de estar catalogada como thriller, la sexta película del prestigioso director cuenta con detalles de muchos otros campos. Son los casos del cine basado en hechos reales, de intriga, de asesinos en serie, de investigación y el policíaco. Y lo más interesante es que, antes de que tuviera lugar su estreno, todos los apartados mencionados sufrían una evidente escasez de ideas. Por ejemplo, desde que en 1995 hiciera acto de presencia la magnífica Se7en, todo lo que pudimos encontrar en el campo del thriller y la investigación a partir de entonces fueron mediocridades como Fallen, El coleccionista de huesos, El último escalón, Tryning Day o Collateral. Algo semejante sucede en el terreno de la intriga, un tipo de cine que durante varios años pareció haber dado su canto de cisne con La sombra de la noche, pues lo que siguió a este fantástico título fueron productos tan menores como Memento (lo siento, no puedo con ella), The faculty, Insomnio u El efecto mariposa.

tryning

Sobre el cine de asesinos en serie (American Psycho a parte) es preferible no pensar demasiado en los títulos que durante tanto tiempo encabezaron este género, a saber, Scream, Leyenda urbana, Se lo que hicisteis el último verano o Saw. Por lo que respecta al cine basado en hechos reales, si bien es cierto que en este caso contamos con varios ejemplos nada despreciables como Fargo, Titanic, Una historia verdadera, El pianista o Ciudad de Diós, también lo es que la película de Fincher contaba con una minuciosa investigación que hacía años que no descubríamos en ningún otro título, algo en parte debido a films como Braveheart, Gladiator, Una mente maravillosa o World Trade Center, películas que demostraron que dentro del campo comercial la fidelidad a los hechos no importa tanto como la grandilocuencia con que se relaten. Por último nos queda el apartado policíaco, un género que, desde que Jan de Bont metiera mano en él con Speed y Michael Bay eliminara el realismo en las persecuciones de coches con La roca, tuvo que manifestarse mediante las empalagosas El cliente, Cara a cara, Arma letal 4, Dos policias rebeldes 2 o la (infumable) saga The fast and the fourious.

dos-policias-rebeldes-2_03

Hecho el breve repaso, decir que la gran aportación que hizo en el cine el título que nos ocupa es de tal magnitud que tan solo se me ocurren dos títulos cuya globalidad se asemeje un poco a él: Todos los hombres del presidente y Traffic. Sobre la primera, tanto el trabajo de Pakula como el de Fincher están protagonizadas por un periodista decidido a llegar donde la investigación policial no pudo, y en ambos casos se nos muestran hechos verídicos que toman gran cantidad de información real para relatar con fidelidad los sucesos. Lo más significativo es el modo en que la investigación de los personajes acaba absorbiendo su vida para convertirse en el orden del día de su cotidianidad, algo que está plasmado en ambas películas de forma prácticamente idéntica. Sobre Traffic, si bien no existen tantas coincidencias, sí comparte con la otra un rasgo que en ambos casos tiene una gran importancia: el alto contenido de información verídica orientado a plasmar hechos reales desde diversos puntos de vista.

todos_los_hombres_del_presidente_banner_6932

En cualquier caso, en el año 2007 irrumpió en las pantallas una magnífica película que recuperó la elegancia del thriller de El silencio de los corderos, la complejidad del cine de investigación que una vez descubrimos en Todos los hombres del presidente, la inquietud del género de intriga que añoramos de Sangre fácil, al temible pero creíble asesino en serio que tanto nos sorprendió en Fargo, el respeto hacia los hechos reales que una vez mostró JFK: Caso abierto y la tensión policíaca con que el mismo director nos heló la sangre con Se7en. Sin un trabajo como el que nos ocupa que pusiera al descubierto todas estas cualidades me resulta difícil imaginar la aparición de títulos como Inside Jobe (película cuya cantidad de información resulta casi inabarcable), La red social (nuevamente, nos encontramos ante la representación de una serie de hechos reales en donde la ambición del protagonista acaba absorbiendo toda su cotidianidad), Moneyball (más representación de hechos reales, plasmados con absoluto realismo y dando al tiempo un tratamiento muy parecido al de Zodiac) y Zero Dark Therty (film 100 % de investigación cuya estructura argumental recuerda enormemente al trabajo de Fincher).

zodiac2008

 Por encima de todo, Zodiac supuso el regreso a las pantallas de un gran director que todavía tenía mucho que decir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s