Sitges 2014 [ 1 ]

PEL·LÍCULAS QUE HAN CONQUISTADO AL PÚBLICO

the guest

Como era de esperar, no están faltando sorpresas ni decepciones en la 47 edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Sin duda la película que más aplausos ha cosechado hasta ahora ha sido The Guest, último trabajo del realizador Adam Wingard, ya muy apreciado por los fans del slasher gracias a su anterior trabajo, Tú eres el siguiente. En su nueva película encontramos un experimento que mezcla drama familiar, acción y thriller, con puntuales salpicaduras de gore. Una película de guión simplista y compuesta por una elegante dirección, cuyo fondo no pasa del entretenimiento más básico, hecho que para el público funciona las veces como ventaja y desventaja (un servidor toma parte a favor de la segunda opción).

young-ones

Tampoco le fue nada mal al segundo trabajo de Jake Paltrow, Young Ones, una película cuyo género es el resultado de una clara intención por parte del director (y no al revés, como a menudo sucede en el género que abarca dicho film). En un futuro no muy lejano, una familia se ve condenada a la pobreza al decidir defender de forma incondicional unas tierras adquiridas por herencia, terreno devastado por la sequía pero prolífico en sus buenos momentos. Esta premisa da como resultado un entretenido western futurista, plagado de aciertos y nada sobrecargado, realizado con honradez, sin pretensiones y claras influencias leonianas y tarantinianas.

LO MEJOR HASTA AHORA

Sin duda, lo mejor que hemos visto por el momento es la película austríaca Goodnight Mommy. Puedo decir sin pensarlo que es la única película de cuya proyección he salido sin encontrarle ningún defecto. Se trata de un trabajo frio y perverso, sin duda heredera de lo mejor de este genio europeo que es Michael Haneke. Tan fría como directa, la película nos narra la historia de una familia compuesta por una madre y sus dos hijos, la primera recién salida de una operación de cirugía estética poco después de vivir la más terrible experiencia imaginable para una madre. La dura situación en que se encuentran lleva a los dos pequeños a empezar a sospechar que la mujer que vive con ellos no es en realidad su madre, hecho que conducirá la película hacia un terreno terrorífico, no tanto por lo que vemos como por el trágico fondo de lo que se nos está contando. Dirigida con maestría y contención, sin ningún momento excesivo y siempre con un crudísimo realismo.

Goodnight-Mommy

El nuevo trabajo de Quentin Dupieux es, como siempre, radicalmente personal. El director francés nos invita a una particular comedia de enredos que apela al humor del absurdo y que logra una extraña coherencia en esta caótica incoherencia que es Réalité. Plagada de momentos desternillantes y dirigida con una asombrosa agilidad, esta pequeña joya del cine francés logra un objetivo casi imposible: ser al mismo tiempo un delicioso divertimento y una reflexión personal y trascendente sobre la humanidad y la existencia. Ligera en las formas y densa en el contenido.

Muy reivindicable es también el último trabajo de Jonatham Glazer, Under the Skin, quien ya demostrara su talento diez años atrás con la brillante Reencarnación. Esta vez nos habla de la experiencia de un extraterrestre que se alimenta del alma de los seres humanos, todo ello narrado con solidez, tranquilidad y una elegancia digna del mismísimo Stanley Kubrick. Película de ritmo pausado que apela a la reiteración, que reflexiona sobre la condición humana y plantea un discurso filosófico sobre el existencialismo de una puesta en escena envidiable.

under the skin

Tres años después de conquistar el festival con Otra tierra, Mike Cahill vuelve a hablarnos de la superación de las experiencias traumáticas apelando a un acto de fe hacia una esperanza intangible. En I Origins ha escogido uno de las dicotomías más presentes en nuestra sociedad: el debate entre ciencia y teología (que no iglesia). Lejos de mostrarse partidario por uno de los dos campos, el director propone una tercera posibilidad: la comunión entre los dos conceptos, siendo ambos aceptados como algo que escapa a nuestra comprensión pero que en última instancia nos sirven por igual como herramienta metafórica para seguir adelante.

PECULIARIDADES

the voices

Muy interesante resulta la peculiar visión sobre la esquizofrenia que Marjane Satrapi expone en su último trabajo, The Voices. Estamos ante una película de humor negro, realizada como si de una comedia convencional estadounidense se tratara, pero con un mensaje perturbador y provista de sorprendentes escenas de violencia explícita. El acabado es una devastadora tragedia que reescribe la figura del psicokiller, haciéndonos reír y temblar a partes iguales. Una película que se ve con facilidad y que deja al público con un inquietante mal estar.

Muy particular resulta también A girl walks home alone at night, opera prima de la directora iraní Ana Lily Amirpour. Se trata de un trabajo plagado de referencias a otros cineastas, especialmente a Jim Jarmusch y Quentin Tarantino. Tal vez excesivamente pretensiosa, pero envuelta por un amor incondicional hacia el cine, la película supone una experiencia cuando menos interesante, aunque sólo sea por el ejercicio que esta nos invita a hacer: identificar a qué cineasta se rinde homenaje cada secuencia. Veremos si el tiempo la sitúa donde se propone estar: en este terreno de la reescritura del cuento de vampiros, decidida a trasladar el género al terreno del autor, algo que empezó hace unos años con Déjame entrar y que recientemente está siendo continuada por piezas como Byzantium o Sólo los amantes sobreviven.

En el terreno español encontramos la experimental La Distancia, tercer trabajo de Sergio Caballero, amante del campo experimental. Este director tan interesado en las atmósferas y en la capacidad evocadora del cine toma como punto de partida la planificación de un robo, llevada a cabo por tres enanos poseedores de extraños poderes. Film de ritmo pausado y de interesante despegue, pero víctima de cierta redundancia transcurrida su primera mitad.

child of god

Otra película a mencionar, esta vez fuera de concurso, es uno de los últimos trabajos de James Franco en calidad de director, Child of God. Se trata de una adaptación de la novela homonimia de Cormac McCarthy, que si bien no logra la brillantez de las adaptaciones de otras obras del mismo autor (como No es país para viejos o La carretera), sí consigue plasmar con cierta fidelidad sú universo. Una película muy correcta, con momentos (aunque muy puntuales) que rozan la excelencia, guarecida por esta atmósfera sucia y desesperanzadora tan propia del imaginario “mccarciano”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s